“Late Motiv”: vuelve la tranquilidad de Buenafuente

Cuando Canal+ fue comprada a Prisa por Telefónica, eran evidentes las consecuencias: la plataforma resultante, Movistar+, daría lugar a un casi-monopolio que albergaría los abonados más fieles del sector y los mejores contenidos audiovisuales.

Pero también significaba una cosa: si la apuesta por la producción propia por parte de Canal+ ya era destacable, el gran operador de telecomunicaciones en la que ahora estaba en manos seguramente aceleraría y aumentaría la producción para los canales de la plataforma. Y así ha sido. Un ejemplo: Late Motiv.

En un entorno como es la televisión de pago española, donde las audiencias no son el emperador romano cuyo pulgar decide si sobrevives o mueres, Buenafuente se encuentra a gusto, como ha afirmado en todas las entrevistas. Y es que un late-night necesita una maduración. Y si no, que se lo pregunten a Conan O’Brien.

<!–more Sigue leyendo si te encanta el late-night…–>

Respetar la fórmula original

El late-night, que es dar un monólogo entrevistar a invitados, jugar con ellos, hacer mini-sketches, empezó en España con su versión, cómo no, española. Los primeros pioneros del formato en nuestro país fueron Pepe Navarro en Esta noche en el Mississippi con Krispin Klander y en segundo y medio con el crimen de Alcásser, y más tarde, Crónicas Marcianas, dedicado a reírse de los más frikis de España y a crear discusiones y enfrentamientos morbosos.

Por suerte, en Cataluña, las parabólicas de TV3 captaban (¿demasiado bien?) la esencia del formato americano y el equipo de Buenafuente lo puso bajo el Sense Títol, Sense Títol 2, Sense Títol S/N, La Cosa Nostra, y Una Altra Cosa. Ya en un ámbito nacional, Buenafuente se ceñía a la fórmula, pero era diferente: en Antena 3 era colocado en prime-time (una gran responsabilidad que tuvo que aguantar sin hormigas hablantes en la mesa), y en su regreso a laSexta, En El Aire estaba en una franja de dudosa rentabilidad publicitaria.

En ambos casos, los directivos pedían espectáculo en todo momento para que los espectadores no cambien de canal, y claro, hay que meter personajes histriónicos donde sea (aunque reconozco que lo llevaron bastantebien).

Pero como decía, en Movistar+ las audiencias poco importan (tienen casi 4 millones de abonados que les pagan mensualmente, la rentabilidad está asegurada), así que el nuevo programa de Buenafuente disfruta de una libertad creativa extraordinaria en su carrera, que se traduce por otro lado en un ambiente relajado y reflexivo en las secciones y entrevistas.

Combinación de elefante y guión

¿Con qué época te quedas tu? ¿De cuál estás más orgulloso?

A nivel de guión, de lo que más orgulloso estoy es de lo hecho en la etapa de La Sexta. No teníamos dinero para grandes proyectos y era todo muy distinto. Yo me acuerdo de pedir un elefante en Antena 3 por la mañana y por la tarde lo teníamos. Eso en La Sexta era impensable y por lo tanto, había que crear cosas más atrevidas, más ingeniosas… Cuanto menos dinero tienes, más tienes que sacar a relucir. Por otro lado, la época en Antena 3 era más divertida en un aspecto más Hormiguero, podías pedir cualquier locura y te la traían, era una época muy divertida y de vacas gordas. En La Sexta todo era más duro, no había dinero y los recursos se tenían que sacar desde el guión, dentro del cual también nos volvimos más políticos…

Entrevista a Tomás Fuentes, ¡Semejante Ramera!

En Late Motiv, sin falta de presupuesto, guionizar un programa de humor “en el pago” no supone una tarea muy complicada. Algunas secciones como la de Berto y su consultorio o Javier Coronas y su carrera profesional polifacética demuestran que hay momentos de sobra para reírse tranquilamente, y añadir un segundo punchline, sin necesidad de grandes medios, solo con un guión o texto con suficiente calidad.

Pero si hay una buena y valiosa idea que explote lo absurdo y requiera un cierto decorado o attrezzo, ningún problema. Aquí tener clase no es un lujo, hacer locuras parece sensato. Pero como los años de la burbuja inmobiliaria no volverán nunca, en vez de un elefante, mejor te pedimos un burro y arreando que es gerundio.

Va a pasar lo contrario que estás pensando

Así pues, pese a tener una estructura semanal fija, el programa te puede pillar desprevenido en cualquier momento. Y el efecto sorpresa supera los límites, ya que te puede saltar un Ferreras en medio de una entrevista, un Pikachu en medio del monólogo o Chicho Ibáñez Serrador como estrella invitada sin que nadie lo sepa.

Ese aspecto de esquema invariable diario a veces se puede romper. Buenafuente ha probado con especiales temáticos, dedicando un programa entero al drama de los refugiados improvisando un plató en Lesbos, dejando que fluya un aire de libertad sexual, o rindiendo homenajes a varios cómicos.

También hay que destacar que se ha innovado en el talento, pues el (cómico y) poeta Ignatius Farray, el presentador de telediario de Devon Knight y las imitaciones sin límites de Raúl Pérez y Martín Bossi demuestran que Late Motiv es un espacio dedicado a cultivar y desarrollar el humor como un arte complejo.

Por ejemplo, el humor negro de Broncano y Quequé en la sección de Noticias Gravísimas se ganó tantos aplausos en los comentarios de YouTube que El Terrat ahora produce LocoMundo para #0, programa semanal centrado en un tema tratado desde distintos puntos de vista, todos ellos arropados por el humor rural de Broncano.

Pero no todo se limita al ámbito del humor: como cualquier late-night, es consciente de su responsabilidad para servir también de ventana a artistas del mundo de la música, sin discriminación alguna: los viejos y los novatos, acompañados y en solitario, verdaderos y ficticios.

Late Motiv acaba siendo más que un late-night: un rincón donde disfrutar la comedia, donde descubrir artistas, donde escuchar una conversación sincera y sin prisas con un invitado. Late Motiv es un agradable pub televisado. Pub-per-view.

Personas Humanas – Episodio 6: El experimento

Aquí acaba todo. Ha llegado la Season Finale de “Personas Humanas”, el proyecto personal en que he desarrollado los guiones de una sitcom peculiar.

Captura de pantalla 2016-08-25 a las 17.25.34

Argumento: Se ha muerto una vecina, un punto de partida desde el cual David se pone a escribir chistes para funerales, y Francisco ayuda a los hijos de la fallecida a sacar los muebles de su casa.

¡Muchas gracias a todos aquellos que habéis seguido la serie! ¡Disfrutad!

Personas Humanas – El experimento

¡Nuevo guión!

He hecho un pequeño guión en catalán para una de las secciones del programa de sketches “Vinagre” de TV3 del año 2008. Se trata de Noé y Lídia, una pareja al cargo de una heladería en la calle que siempre protagonizan momentos divertidos, ya sea por su agresividad o sus problemas de memoria.

Lo encontraréis en la sección de “Guiones” de esta web. ¡Espero que os guste!

Personas Humanas – Episodio 2: Integrarse

Mi segundo episodio (¿tan?) esperado del proyecto de la serie “Personas Humanas”.

Captura de pantalla 2016-07-11 a las 18.55.43

Argumento: Francisco quiere imitar a su nieto David haciendo pesas, y Perpetua es invitada por una amiga a una peluquería.

Estas semanas iré publicando el resto de episodios (son seis en total) de la serie. Sin dar más detalles de esta nueva entrega, que disfrutéis del episodio.

Personas Humanas – Integrarse