“Cowboy Bebop”

Ayer acabé de ver la serie de anime Cowboy Bebop, que cerca de unos años va a cumplir 20 años de su estreno. Es la serie que se puede recomendar perfectamente para introducirse en el mundo de la animación japonesa para adultos. Os contaré todo sobre ella sin hacer ningún spoiler.

Ambientada en el 2071, la nave Bebop está integrada por Spike, Jet (ambos cazarrecompensas), Faye, Ed, y el perro inteligente Ein. La serie se centra en las aventuras durante la búsqueda de criminales en las que están involucrados, pero también en el pasado y la evolución psicológica de cada uno de los personajes.

Se emitió en el K3, el extinto canal de Televisió de Catalunya tan querido en los foros y tan envidiado por los otakus viviendo fuera de territorio catalán por su apuesta en la programación por anime, algo único en toda España.

Mediante la hemeroteca de La Vanguardia, he contado que fue emitida hasta 5 veces como mínimo por el canal, el cual yo mismo veía de pequeño. Nunca había conocido la existencia de dicha serie, así que su doblaje en catalán y su supuesta relevancia en este mundo me empujaron a verla de una vez por todas.

Es increíble la capacidad que tiene cada episodio para crear un ambiente único, siempre de algún modo solitario y perdido, sin mucho tráfico de gente, sobre todo en los paisajes oscuros, que precisamente por eso son donde tienen lugar los enfrentamientos de los personajes.

También destacable es la humanización de los delincuentes perseguidos por Spike y Jet, ya que la trama no sigue solo la búsqueda de los cazarrecompensas para encontrarlos y entregarlos a las autoridades policiales, sino que estos también, justificándolo como pistas esenciales que les lleva hacia el objetivo, realizan una investigación profunda en la historia del criminal y las causas que le han llevado a romper la ley. Esto consigue que el espectador se sumerja en una reflexión sobre temas diversos (“¿el fin justifica los medios?”, en algunos casos), en los que la ciencia siempre tiene algún tipo de relación.

Precisamente, el género de la ciencia-ficción es lo que da tanto encanto a este anime. Cuando decidí verlo, pocas esperanzas tenía de acabarlo, ya que al menos a mí (y eso que he visto mucho contenido de este género en el mencionado K3) tengo el prejuicio del anime como un tipo de series demasiado fantasiosas, donde los poderes sobrenaturales y mágicos de los personajes principales llenan un gran compendio de episodios, y que la serie solo evoluciona en la mejoría de estas capacidades. Por eso temía que la serie me cansara rápidamente y la dejara sin más, cosa que no ha pasado.

Cowboy Bebop se sitúa en un mundo que ha evolucionado de una forma lógica desde el punto de vista actual a través de la tecnología y ciencia. Hay naves espaciales, planetas colonizados, entre otras cosas fantásticas (en el sentido del adjetivo y del género), pero son aspectos ficticios que aceptamos implícitamente como parte del mundo de las futuras generaciones de la humanidad.

Por otra parte, es curiosa la paradoja de las personalidades de los personajes, ya que son muy diferentes pero tienen un punto en común: no pertenecen a ningún sitio. Spike es un chico que ha tenido que abandonarlo todo y huir como cazarrecompensas junto a su amigo Jet, también experto en el oficio y refugiado de asuntos oscuros. Faye es una chica que no sabe quién es ni de dónde viene, algo que irá descubriendo a lo largo de dos episodios, y Ed es una adolescente cuya vida se centra en su maestría con Internet y la informática en general.

Todos ellos tienen sus peculiaridades, sus defectos, sus virtudes, que les lleva algunas veces a no poder tolerarse entre ellos, pero permanecen como personas con pocos o ningún lazo familiar existente, o un lugar al que siempre pueden recurrir. El pasado de cada uno se va revelando a medida que la serie avanza, algo que el espectador usa para comprender ciertas frases o consejos que sueltan en diálogos íntimos. Incluso se podría afirmar que funciona como un grupo que se ayudan entre ellos y proporcionan apoyo mútuo en cuanto alguien tiene un problema consigo mismo.

Los flashbacks son el arma de la serie para recordar el pasado de una forma original y adulta, sin que el personaje lo cuente directa o literalmente. Aunque llegan a explicar mucho, los de Spike son difíciles de entender ya que ya empiezan a salir en los primeros minutos del primer episodio de la serie. Sin embargo, se repiten varias veces en episodios concretos, y esos fragmentos, como el espectador va aprendiendo sobre diferentes facetas de Spike en su pasado, sirven para recordar y construir la historia del personaje poco a poco.

Sobre el final, poco hay que comentar. Una vez sumergido en la serie, tu objetivo principal es conocer la vida de Spike antes de unirse al Bebop y ver cómo concluye la lucha continua con su pasado, tanto en el amor como en la enemistad. Aunque trata de superar sus experiencias y quiere seguir adelante, él finalmente reconoce que hay una única forma de acabar con todo y así lo hará.

Muy recomendable, sobre todo para ver por las noches a las 12 o una de la madrugada, como yo he hecho desde finales de junio. 9 of 10.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s