El modelo nórdico de bienestar “for Dummies/Liberals” (2/3)

Ha llegado. La segunda parte de esta serie de artículos que ni yo mismo sé a qué temática pueden relacionarse. Continuamos con las características del Estado de Bienestar de los países escandinavos.

La educación es lo primero

Los países nórdicos no han sido muy importantes a lo largo de la historia mundial. Igual que Michel Foucault, que seguramente no lo conoces porque tampoco ha tenido mucha importancia. Hasta los 9 años, todo el mundo sabe que existe Finlandia solo porque ahí Papá Noel tiene su centro logístico de regalos. Ya está.

No hay muchos recursos naturales ni han tenido relevancia en el mercado global los países del norte de Europa. Así que, al no poderse aprovechar de recursos limitados gratuitamente (petróleo, oro, billetes de 100€ por la calle), hay que tener una población que trabaje e impulse la economía, pero para eso necesita formación.

La gente de los países nórdicos consideran la educación como un bien preciado que hay que cuidar, ya que permite dar talentos que contribuyan al desarrollo de negocios y así favorecer el crecimiento económico. Por eso, en Finlandia, Suecia, Dinamarca y Noruega, la educación primaria, secundaria y universitaria son gratuitas.

También porque, como ya vimos en la primera parte, los ciudadanos son los que más ingresan en impuestos, los cuales son necesarios para sostener el nivel de inversiones públicas en el Estado del Bienestar. Así que interesa ofrecer una buena formación, y por tanto, tener empleadas al máximo número de personas.

De esta forma, no es sorpresa que Noruega y Dinamarca inviertan alrededor del 16% del presupuesto público en educación. Allí no hay ninis. Bueno, sí que hay, pero son minoría y Greenpeace ya trata de evitar su extinción.

Fijaros: los países nórdicos nos superan en inversión, pero hasta hace unos años España superaba a Alemania.

Vamos a concretar un poco en esto. Vamos a tomar Finlandia como ejemplo, que tiene un sistema educativo cuyos fundamentos son:

  • Estabilidad de las leyes educativas: España hace leyes de educación al mismo ritmo que Apple presenta nuevos iPhones. En Finlandia, se requiere la aprobación de 2/3 partes del parlamento para dar a luz a nuevas reformas educativas.
  • Sistema federal en el tema de la educación: no hay una ley para todos, sino que el programa de estudios lo decide cada municipio de forma independiente, y a partir de ahí, también puede tomar parte cada centro.
  • Ritmo educativo tranquilo: la educación obligatoria empieza a los 7 años, la edad apta para empezar a aprender. Al principio se dan asignaturas sencillas como lengua o educación física, y las notas numéricas no llegan hasta los 10 años.

La diferencia entre el nivel de la educación en España y Suecia es muy significativa. Puede que no tengamos educación pero somos los mejores en la eyaculación. (Sé que la frase rima, por eso os propongo imprimirla en forma de cuadro motivacional).

  • Exigencia al profesor: un 9 de 10 como nota de corte para entrar en la universidad y un máster posterior son los requisitos mínimos para ejercer la docencia en Finlandia.
  • Un funcionamiento “privado” de los centros: no hay oposiciones, sino vacantes abiertas en las que los aspirantes se presentan, que son seleccionados por los directores de los centros, escogidos por el alcalde del municipio. Tampoco es el típico puesto de trabajo de por vida: si algún profesor no ofrece un servicio de calidad, el director le “enseñará” dónde está la puerta.
  • Presupuesto limitado: éste depende según el número de alumnos que tenga el centro. Además, el sueldo medio anual de un profesor es menor en Finlandia que en España.
  • Incentivos y prestigio: el buen profesor obtendrá diversos reconocimientos y complementos salariales. Ser profesor es uno de los oficios más valorados socialmente. Es el equivalente a youtuber en España.

Maternidad y conciliación familiar

Los países nórdicos ya tienen sus leyes para asegurar a la madre los días necesarios para cuidar el bebé y no tener que preocuparse por el trabajo.

¿Lo habéis visto? En Noruega una madre puede estar de baja hasta casi un año entero y el padre también pasar dos meses con su mujer. También mencionar que, a diferencia de España y otros países cercanos al nuestro, las ayudas son universales y no dependen del nivel de ingresos de la familia.

Sin embargo, esto no evita que la carrera profesional de algunas mujeres se vea suspendida a causa de estas bajas tan largas o que las mujeres cobren menos que los hombres, haciendo que esta conciliación al final sea agridulce.

La igualdad de género sigue siendo un problema. Existen diferencias salariales según el sexo al que pertenezcas. Y es intolerable: el salario debe ser igual seas hombre, mujer, o Aless Gibaja. Es un asunto pendiente tanto en el norte como en el resto de Europa.

Y si no estás de acuerdo conmigo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s