HBO se lanza a España sin meter el pie antes para ver cómo está

Hablemos un poco de la televisión de pago en España. Hace años esto era todo campo. Estaba el Imagenio, el Digital+ y las cableras de siempre, pero aquí el sector nunca destacaba. Si Vía Digital y Canal Satélite Digital se fusionaron no era porque la primera iba mal, sino que la fuerza entre las dos haría resistirlas ante un mercado tan cerrado.

Es curioso porque, cuando los españoles quieren ver contenidos audiovisuales prefieren verlos de forma ilegal por Internet, pero cuando hace calor y quieren refrescarse, se compran un puto yogur-helado de 5 euros.

Lo que es verdad, lo reconozco, es que ir al cine es como comprar uno de esos cuadros abstractos: pagas un dineral para ver arte residual. Casi 20€ te puede llegar a costar ir con tu pareja a ver una película. Los cines dicen que si incrementan el precio es por la gran inversión en nuevas tecnologías, pero que siguen teniendo pérdidas por culpa de la piratería. ¿Pero en realidad es sólo la piratería?

En los últimos años hemos podido ver la aparición de servicios online por streaming que te permiten ver series y películas por una cuota mensual fija o comprándolas individualmente. Las llamadas plataformas VOD. Wuaki, Filmin, entre otros. Es un nuevo modelo de consumo audiovisual, ya que ver una película te puede costar entre 1 y 10 euros, dependiendo de si es reciente, o de la calidad de vídeo que escojas.

Por supuesto, siempre sale más cara la carta que el menú. Así que vale más la pena contratar una tarifa mensual fija que tener que pagar 2€ por ese maldito corto de Pixar que quiere ver tu hija.

Netflix: la palabra perfecta para que “me quedé solo en casa viendo la tele” no suene tan deprimente.

Pero estos servicios que tenemos en España no son nada comparados con Netflix, el mayor servicio VOD mundial que alberga una gran cantidad de títulos y que ofrece el binge-watching, que es el atracón infinito de capítulos recomendado por el gremio de los oculistas.

Lo innovador de Netflix frente a demás servicios es la rapidez en que se renueva la librería de contenidos, reponiendo cada mes películas por otras que se podrán ver durante un tiempo determinado. Netflix ha descubierto algo que los tradicionales videoclubs nunca supieron: la gente nunca devuelve las cintas, así que son ellos ahora los que las quitan del catálogo, sin más.

Netflix se ha expandido mundialmente, llegando estar en todos los países menos en algunos como Siria o Corea del Norte. En este último se debe sobre todo a las restricciones en Internet, donde ser un hacker profesional significa felicitar a tu hermana su cumpleaños por Facebook. Sí, en serio. Además, cuando te creas una cuenta de Twitter en Corea, sigues automáticamente a Cabronazi. Ni Franco se atrevería a hacer eso…

Pero si el VOD es un éxito es por la necesidad de crear formas de visualizar contenidos audiovisuales de forma legal por Internet, porque cuando veíamos películas y al mismo tiempo creábamos dinero a un gordo, nos sentíamos sucios. Y me refiero al gordo de Mega y a Santiago Segura en ambos sentidos.

La SGAE tenía que frenar que MEGA ofreciera cine español gratis. Le dijeron a Kit Dotcom (creador de la web) que por cada descarga, MEGA tendría que pagar 10 euros a la SGAE, que hay que hacer caja.

Pero no ha sido el único factor: también ha habido una revolución en el contenido. Nunca antes habíamos visto tantas series de tantos géneros diferentes. “Juego de Tronos” ha sido algo grande en nuestro país. Es un mundo de fantasía: con dragones, un rey que no sea cae en ninguna escalera, no hay blanqueo de dinero…

Y por si no hubiera suficiente, ahora HBO también quiere venir a España a hacer business. No es algo sorprendente: en los países nórdicos tienen HBO Nordic, un servicio VOD con el que ver series, películas y documentales principalmente la marca HBO aunque también de producción ajena.

¿Qué le interesa tanto a HBO como para invertir en España? En los periódicos estadounidenses que citan la noticia ven que nuestro país es donde hay más conexiones a Internet sin TV de pago, lo que demuestra que aquí hay lo que se llama cord-cutting, es decir, “cortar el cable”.

La iniciativa es un juego ambicioso, pero tiene sentido. España tiene una tasa menor de abonados a la televisión de pago que en Estados Unidos y una gran cantidad de piratería online. Así pues, HBO sacrifica sus ingresos de la venta de licencias para atraer a hogares que, o bien dieron de baja la TV de pago, o nunca la contrataron. “Seguimos el dinero”, dijo el ejecutivo Richard Plepler de HBO a Bloomberg. “Estamos haciendo una determinación por saber dónde se encuentran mayores beneficios”.

“HBO is replacing its cable TV option in Spain with a new streaming service”, The Verge.

Dada su creciente piratería, España era vista como un territorio donde no ir para nuevas aventuras de TV de pago. 

Eso fue entonces. Empujada por Yomvi de Canal+ y servicios independientes como Filmin, la clase media española se ha traspasado al VOD, que ha tenido una fuerte acogida y audiencia.

“HBO To Launch Standalone Streaming Service in Spain”, Variety.

Y tienen razón: últimamente en España ha habido una crecimiento en el Vídeo Bajo Demanda, aunque aquí la televisión de pago nunca haya triunfado mucho. Me sorprendes, España. De hecho, yo también voy a hacer un negocio que parezca que va a fracasar pero al final se sostenga y que también vaya de algo de “demandas”. Se va a llamar Bankia.

No obstante, HBO tendrá que hacer una fuerte inversión, ya que es el canal más premium de los Estados Unidos, y no sé si eso funcionará. Aquí la mayoría de los españoles prefería quemarse los ojos con las rayas grises del Plus antes que pagar por una cinta VHS pornográfica decente. Al final, las monjas tenían razón: si te masturbas, te quedas ciego.

Con esto quiero decir que si de verdad quieren venir a España, se lo tendrán de currar. Filmin para lo independiente, Wuaki para los estrenos, Netflix como librería de títulos, ¿y HBO para la mejor calidad?

HBO también es reconocida por producir y haber producido los mejores monólogos de humor. Si llegara a España, emitirían en exclusiva el de Felipe VI para Navidad.

Vamos a ver: HBO Nordic. Aproximadamente, 400.000 abonados, entre todos los clientes del servicio de Dinamarca, Finlandia, Suecia y Noruega. No está mal. Por 10 euros/mes te dan vía libre para ver sus producciones (True Detective, Juego de Tronos, Last Week Tonight…) y algunas producciones ajenas (The Office (US), 30 Rock…).

Podría ser interesante verlo en práctica aquí, pero también hay que mirar si sería una aventura rentable. “Seguimos el dinero”, decía el ejecutivo de HBO. A saber si la noticia está basada en la típica broma interna de oficina de HBO…

Desde mi punto de vista, sería difícil que algo así funcionara en España. Más que nada, porque el VOD se basa en renovar periódicamente los contenidos, que proceden de diversas productoras y cadenas, todo lo contrario de lo que sería HBO “Ejpaña”, con catálogo fijo y exclusivamente propio.

Así que, por ahora, el VOD está en auge, sí, pero tampoco vayamos a sobrevalorarlo, que en España se monta una burbuja con cualquier chorrada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s