¿Por qué la televisión de pago es mejor en Francia que en España? (I)

Francia y España siempre han sido vecinos demográficamente y políticamente hablando. Eso implica que siempre pensemos en los franceses como aliados, y que nos pueden ayudar en escenarios difíciles y superar las dificultades que se nos presenten. Es por eso que siempre confiamos en ellos para que voten a España en Eurovisión y que al menos no quedemos antepenúltimos.

Pero, igual que dos adolescentes en un campamento de verano, han compartido mucho. Y una de esas cosas, a aparte de los anuncios del queso President, es el Canal+. Ese canal analógico que no puede impedir que de vez en cuando queramos disfrutar de porno en codificado, con mala imagen y sonido. La magia del plus.

Pero hoy no vamos a hablar ni de porno, ni de festivales musicales horrendos, ni de quesos que huelen a intestino de vaca. Toca indagar por qué es un país con mejor oferta y calidad en materia audiovisual, y más específicamente, en el terreno de la televisión de pago.

Historia

No somos muy distintos, la verdad. Ignorando el invento fallido que fue Canal 10, para ellos y para nosotros el primer canal de pago fue Canal+, con la diferencia de que ellos ya lo estrenaron en 1984 y nosotros (gracias a que Prisa compró los derechos de explotación de la marca) lo empezamos a ver en 1990, cuando su homónimo francés ya contaba con 3 millones de abonados. Cuidado con el dato.

En 1992, mientras aquí aún estábamos preguntandónos por qué teníamos que pagar por ver fútbol, allí se inauguraba Canalsatellite: un paquete de 7 canales de pago analógicos que se podían disfrutar mediante el satélite Telecom. En 1995, ya contaba con 11 canales, y en España, cuando se quiso hacer lo mismo con Canal Satélite, éste solo ofrecía unos cinco.

Adelantándose a nosotros, en 1996 Canalsatellite se transformaba en una marca aún más larga: Canalsatellite Numérique. El rebranding significaba la renovación de la oferta de canales y el paso a la tecnología digital de éstos. Un año después, ocurrió lo mismo en nuestro país, lo que también supuso un cambio de nombre, eso sí, copiándonos literalmente de los galos: Canal Satélite Digital. Aun así, el nuestro parece más corto por dejar un espacio entre las dos primeras palabras.

Meses después de la renovación en la plataforma francesa, surge el que sería su competidor directo durante más de una década. TPS (Télévision Par Satellite), ya dando gala de su originalidad con su nombre, era lanzada en Navidades de 1996 y en el accionariado contaba con todo aquel grupo mediático que se enfrentaba a Canal+ en la televisión terrestre (M6, France Télévisions, TF1) y empresas de telecomunicaciones como la actual Orange.

En España, la competencia también llegó el mismo año en que Canal Satélite se digitalizó. Con recelos de que Prisa pronto empezaría una plataforma digital, Telefónica creó Vía Digital, apoyada por TVE, televisiones autonómicas (Telemadrid, RTVV, TVG), Televisa y Antena 3. Sin embargo, empezaría a funcionar en septiembre. Su rival ya tenía acaparados muchos derechos de cine y fútbol considerados premium, lo que obligó a Telefónica a ofrecer contenidos diferentes con canales producidos por TVE, Mediapark, o Antena 3 Temática.

Canalsatellite Numérique y TPS estuvieron siendo “compañeros de satélite” hasta 2007, conservando esta rivalidad durante más tiempo que en nuestro territorio, donde los nuestros lucharon hasta 2003. Pero en ambos casos, la marca Canal+ salió ganando. Canalsat se fusionaría con TPS, y Canal Satélite Digital también lo haría (pero escondiendo que en realidad era fusión por absorción) con Vía Digital. Telefónica, al igual que TF1 y M6, solo obtendría una pequeña porción del pastel de la plataforma resultante.

La operación resultó llamándose Digital+, al contrario que en Francia, donde siguieron con el nuevo nombre que habían adoptado anteriormente, Canalsat. A parte de estas tormentas de fusiones y rivales, nada más diferencia a la historia de las dos plataformas vecinas. Solo puntualizar que hace poco, nuestro Canal+ fue comprado por Telefónica (irónicamente, ya que su Vía Digital fue absorbida en su día), repercutiendo en una fusión de marcas que daría lugar a Movistar+.

Nuestros expertos ven lo peor de todo antes de seleccionar lo mejor, según este anuncio de Canalsat, que muestra un logotipo con el rótulo “Nuevo” debido a la fusión con TPS.

De todas formas, solamente hemos hablado de Canalsat, Movistar+ y sus aventuras. Aquí tenemos monopolio con Movistar+, la única plataforma por satélite española, pero Canalsat tiene competidores como Bis Télévisions, Parabole Réunion, o la misma Orange TV, que también opera por satélite además de Fibra y ADSL.

En el sector del cable, existe un número mayor de operadores que ofrecen TV a los que hay en España: Bouygues Telecom, Numericable, Zeop, Outremer Telecom, etc. Pero nosotros solo podemos elegir entre Vodafone (que posee la red de Ono) y las cableras regionales y locales.

Si hablamos de IPTV, volvemos a encontrarnos con Bouygues Telecom, Orange TV, Numericable y otros como Alice TV u Only. En España, es cuestión de dos: Orange otra vez y Movistar.

IN THE NEXT EPISODES…

Oferta, paquetes y precios: seguramente España y Francia no comparten los mismos canales, el mismo número ni los mismos precios. Habrá que ver cómo nos superan.

Abonados: el satélite sigue siendo el líder, pero eso no impide que los operadores de ADSL, Fibra y cable no dispongan de un gran número de clientes a su sección de canales de pago.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s