Cuando las majors triunfan más en la TDT que en la TV de pago

Las majors llegaron a España a finales de los años 90, cuando Canal Satélite Digital y Vía Digital necesitaban una exclusiva oferta de canales para convencer a la sociedad española de que pagar por ver la televisión era algo justo y normal. Eso provocó que las majors dejaran de tener una sola y simple filial de distribución de series y películas en nuestro país para ser, además, una productora de canales.

Tras años de dominio en el sector, la TV de pago vio nacer a la TDT, la televisión digital en abierto que dejaba claro que los canales temáticos no son solo cosa de plataformas de pago. Las majors, evidentemente y como en el resto de Europa, vieron la TDT como otra oportunidad de negocio. Sin embargo, no todos sus proyectos siguen hoy en día.

En este artículo vamos a repasar los mejores canales de majors que han resistido este baile de canales que ha supuesto la TDT desde 2005.

Discovery MAX: producción propia a lo grande y programas de todo tipo

Discovery Communications firmó en 2011 un acuerdo con Unidad Editorial para sustituir Veo Televisión y dar una ventana nueva para ver documentales y docu-shows: Discovery MAX.

Discovery MAX se percibía en sus principios como un canal en el que se integrarían los contenidos ya estrenados y de catálogo (con cierta antigüedad) de Discovery Channel en la televisión de pago, salvo algunos programas puntuales.

Aunque fuera una programación llena de todo aquello que su canal hermano de pago ya emitió, seguían siendo nuevos programas para el público de la TDT en abierto. De todas formas, allí no acabó todo.

Discovery apostó y sigue apostando por la producción propia, con numerosos espacios como 24 Kilates, House of cars, El Mago Pop, Amazonas clandestino, Wild Frank, Madrid Ink y un futuro programa de divulgación científica y humor al estilo de Órbita Laika que tendrá a Xavier Sardá como presentador.

Nadie podrá negar que lo que emite Discovery MAX son “subastas y cosas de empeños” (algo que arrastró Xplora y sigue arrastrando MEGA). Discovery ha sabido equilibrar la producción ajena con la producción nacional, consiguiendo un canal que logra entre el 2 y 3% de audiencia de media anual.

Disney Channel: una marca con éxito en cualquier parte

El 17 de abril de 1998, Canal Satélite Digital tiene un nuevo canal en su oferta: Disney Channel. Todas las series y programas más nuevos y recientes de la factoría de dibujos animados, en un canal totalmente dirigido al público infantil. La plataforma satélite siempre mostraba con orgullo el canal en sus paquetes como un enganche para que familias con hijos pequeños se abonaran.

En 2008, la filial de Disney en España y Portugal compra un 20% de las acciones de NET TV, siendo una inversión económica y televisiva. El acuerdo contemplaba el derecho de la compañía para ofrecer Disney Channel en una de las dos licencias.

El lema “Disney Channel, por fin para todos” introdujo una gran campaña de publicidad para alertar que todo el público infantil podría disfrutar del canal en abierto. Dos años más tarde, un 2% de media anual confirmaba que había sido todo un éxito.

Series como Gravity Falls, Mi perro tiene un blog, Jessie, y demás live-actions, generan una oferta de contenidos para un público pre-adolescente, aunque sin olvidarse de los más pequeños, a partir del bloque preescolar de las mañanas basado en el canal hermano de pago Disney Junior.

Disney Channel ha conseguido lo que ha querido gracias a que su marca es muy potente y conocida por muchos, además de que da garantía de calidad en todos sus contenidos. Aunque no siempre es el continente el que aporta calidad, como podemos ver en el siguiente ejemplo.

Boing: Cartoon Network encubierto con Mediaset España

Mediaset España ya venía ofreciendo años antes en Telecinco un bloque matutino llamado Boing, no con los mismos contenidos que ahora pero con el mismo objetivo de entretener a los más pequeños.

En 2010, a raíz de nuevas concesiones de licencias de TV a los principales grupos de comunicación, Mediaset decide crear mediante una joint-venture con Turner (que entonces tenía Cartoon Network y Cartoonito en plataformas de pago) el canal Boing.

Inicialmente, se emitían dibujos animados variados, de diferentes géneros, países y productoras, pero eso sólo sería durante los primeros años. Poco a poco se realizaría una transición en la que se enfocaría más a ofrecer las mejores series de Cartoon Network.

Con Hora de aventuras, El asombroso mundo de Gumball, Steven Universe, Tito Yayo, Doraemon y concursos de producción propia, Boing ofrece una parrilla llena de contenidos infantiles novedosos, mayoritariamente éxitos de CN en EEUU.

Pudiendo conseguir unos buenos datos de audiencia entre el 1,5 y el 2%, y convirtiéndose en un rival fuerte de Disney Channel, ya se pudo observar el éxito de Boing entre el público infantil.

Esto sería lo que probablemente le motivaría a Turner a tomar la decisión de cerrar Cartoon Network y Cartoonito, al considerar que era más rentable Boing que sus canales de pago. Sin embargo, la marca Cartoon Network no se ha perdido gracias a los Findes CN de Boing, un bloque que estrena los últimos episodios de las series de animación con el sello del que antes fuera un canal de pago.

MTV: ¿fracaso o no quererse pillarse los dedos?

El canal musical de Viacom se lanzó en 2000 mediante vía satélite y operadores de cable. Poco a poco, siguiendo su modelo americano (como hicieron sus homónimos europeos) fue considerando su producto estrella, los videoclips, como una pequeña parte adicional de la programación.

En 2010, aprovechando las concesiones de canales, NET TV (Vocento) consiguió dos canales, uno de los cuales alquiló a Viacom para que MTV se pudiera ver en abierto.

El canal supuso la entrada de muchos programas y series que anteriormente emitía en operadores de pago y que se podrían ver por primera vez sin coste alguno. Incluso el lanzamiento comportaba la creación de producción propia como MTV Tunning España, Alaska y Mario, o Gandía Shore.

El 31 de enero de 2014, Viacom envió una nota de prensa a los principales medios de comunicación en el que notificaba del cese de MTV en abierto y su vuelta al modelo de pago, justificándolo con que querían “asegurar su presencia en un entorno estable”.

Sin que la misma compañía lo dijera oficialmente, se cree que la crisis publicitaria y el problema del cese de 9 canales de TDT (uno de estos canales era MTV) por haber sido otorgados a dedo en 2010 fueron decisivos en la desaparición del canal de la TDT. ¿Fue MTV realmente un fracaso o simplemente se quiso marchar a tiempo? Ni idea, pero desde mi punto de vista creo que, en parte, triunfó por su apuesta de producción nacional y nuevos contenidos.

Hace poco, algunos periódicos confidenciales aseguraban que Viacom negociaba con NET TV para ofrecer contenidos en una de sus licencias. ¿Volverá MTV de nuevo o querrán estrenar una nueva marca como VIVA?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s