Exageración en la publicidad para niños/as en EEUU

Hace unos minutos, estaba buscando algo de Cartoon Network en 1994. Simplemente quería coger una cortinilla del canal en ese año para dar un toque 90’s al MLG que estoy preparando.

Escribí “cartoon network 1994 commercial break” (pausa publicitaria) y me salieron varios vídeos. Hice click en uno de ellos pero, desgraciadamente, sólo salían anuncios y ningún identificativo del canal. Sin embargo, quise ver todo el vídeo.

Madre mía. Puede que hayáis visto en algunos episodios de “Los Simpson” parodias de anuncios de juguetes para críos. Habréis pensado que “vaya parodia más loca se han montado los guionistas”, pero poca ficción tienen al final.

Debajo de esta línea os dejo el vídeo en cuestión, y vamos a analizar los anuncios que más destacan. Para eso os voy a indicar el punto del vídeo (minuto:segundos) y la marca y/o producto anunciantes.

0:11 – Disney’s Musical Princess Collection

Comenzamos con un spot que seguramente habrá dado mucha vergüenza ajena al director de dicha pieza publicitaria cuando la habría visto por TV. Vemos que la niña negra es la primera en salir y elige a una princesa Disney un poco morenita. Como si Mickey Mouse dijera: “Tranquilas, niñas negras, también tenemos la muñeca ideal para vosotras”.

Y qué decir de la musiquilla, que cuando las ponen en su base parecen un árbol de Navidad con sus lucecitas musicales. Además, hay una parte trágica en el 0:28, cuando una niña espera que “algún día mi príncipe vendrá”. Se nota que la cría se saltó la clase donde hablaban de que EEUU es una república. Cuando se lo contaron sus padres le afectó más que saber que Papá Noel no existía.

“I can’t stop. I love them all”. La Policía la encontró un año después de hacer el anuncio en un basurero con todas las muñecas sonando al mismo tiempo. Había desaparecido. Actualmente, trabaja para Disney y forma parte del conjunto de trabajadores con problemas físicos y mentales de la empresa.

0:41 – Hot Wheels Top Speed Ultra Pipe Fight

Tiene su lado curioso: en vez de grabar dos coches reales haciendo vueltas por esa atracción circular, crean dos coches animados por ordenador (como si no se fiaran de que realmente hacen la vuelta entera). Y el colmo llega cuando no tienen vergüenza en poner la misma animación en cámara lenta. “Eh, no malpenséis que está hecho por ordenador, miradlo bien en cámara lenta, ya veréis…”.

Pero la diversión está en que los dos coches choquen al realizar la vuelta. Entonces los dos hermanos se ponen a hacer un pulso mientras gritan “¡sí!”. En vez de lamentarse porque no han hecho la puñetera vuelta (que es lo único que te motiva a comprarlo), les alegra ver que chocan y se dan un piño. Y años más tarde, salió el GTA.

Me sigue haciendo gracia que los pequeños renacuajos se diviertan con tal chorrada. Yo haría que viniera el padre, ya de paso, y metiera dinero por en medio. “Apostamos 50€. Tú dices que choca y él que no, ¿vale?”.

El anuncio acaba con frases ininteligibles a causa de la rapidez que tiene la voz en off. Lo que deja a los niños sin saber si los coches vienen por separado o si también hace falta comprar a parte la Hot Wheels Gravedad para que los coches puedan hacer toda la vuelta.

1:42 – Telephone Tammy

¿Recordáis a Chucky? ¿Y al tío de Scream de la primera película? Pues es una fusión entre ellos más el factor hembra.

Da miedo cuando gira la cabeza sin cambiar de expresión facial y dice que ha “estado esperando por tu llamada”. Y más cuando la niña le dice que “tiene tanto que contarte”. Ojo cuidado, que la muñeca puede chantajearte por contar a tus amigas los secretos más íntimos. Como aquella vez que seduciste a tu hermano de 15 años, eh guarrilla.

Para colmo, viene la amiga y le pregunta si puede hablar con Tammy. “Joder, Tammy, ¿cómo estás? Yo de puta madre. No te veía desde que tu propietaria te llevó al colegio. ¿Sigues trabajando para Mattel? ¿Cómo? ¿Que te han despedido? ¿Y tu jefe te pidió que se la chuparas hace 9 años para conseguir el trabajo? Qué raro, a mí directamente me forzó”.

No olvidemos que la muñeca suelta cada tópico que… “Me gusta ir de compras”, “¿Te gusta la pizza?”. La primera frase refuerza el estereotipo de niña que va de compras, y el segundo es una mierda de pregunta. A todo niño y niña le gusta la pizza. Al menos a los niños y niñas estereotipados a los que el anuncio se dirige.

“Tengo que decirte algo”. “¿Qué?”. “Te quiero”. “Yo también”. En resumen, el juguete perfecto para tu hija de 8 años con padres divorciados y poco sociable que no tiene nadie con quien hablar.

2:12 – Nickelodeon Super Color Writer [The Best One]

Yo mismo he puesto lo de “The Best One” porque el anuncio en sí se lo merece.

Una profesora muy educada y aburrida diciendo a los niños pintar en blanco y negro (WTF?) cuando de repente una niña grita: “¿No más blanco y negro”. Y la voz en off: “¡No!”. Entonces empieza la locura.

Todos los criajos cogen una pizarra con un lápiz multicolor (una innovación en este tipo de pizarras, no he visto ninguna en España que sea así, en serio) y empiezan a dibujar, mientras suena un riff de guitarra eléctrica para que el público infantil flipe y se vuelva loco con tal maravilla de novedad.

“¡Qué rápido!”, dice el niño negro después que el responsable de casting les hubiera dado patatas fritas con éxtasis. También aparece un niño saliendo de su pizarra usada como escondite para roer como un dinosaurio (como el que ha dibujado) adicto a la droga caníbal.

Todo el anuncio, con tantos colores, música de guitarra eléctrica y los niños que continuamente salen riendo sin motivo aparente, nos da una idea sobre los efectos de la droga. Gracias, Nickelodeon. Si queremos saber cómo un drogadicto se siente, podemos comprar vuestra pizarra y así no sufrir ninguna consecuencia. Eso sí, tenemos que ir a algún camello para que nos facilite pilas, ya que la voz en off dice: “Batteries not included”.

2:42 – Ultimator

Los típicos críos americanos que hacen de bully en el colegio se ríen de un niño. “Acércate lo más mínimo y te usaremos como blanco [objetivo]”. Pero de repente, el niño del que se burlan (seguramente también porque lleva un vestido mejicano -qué random, Dios mío) saca la voz de sus pensamientos (muy adulta, por cierto) diciendo: “No lo creo”, y muestra una arma desconocida pero muy grande.

Sus enemigos se asustan y se hacen caca en los pañales al ver su enorme arma. ¿Quién cojones le compra eso a su hijo? “Ay mi pequeño terrorista, ¿qué quieres para los Reyes?”. Se empieza así y acabas ante las cámaras de “Hermano mayor” amenazando a tu padre con una Nerf llena de agua para que te dé 50€.

Aparecen voces graves del infierno invocando al “Ultimator”, la arma que lleva el panchito. Se ve que es tan potente que el niño dispara pero quien sale “disparado” es él (“Y el premio para el mejor chiste del mundo va para…”). Lo mejor es ver las caras de sus enemigos mientras salen corriendo.

– Joder, mecagüendios, tenemos que salir cagando leches.

– ¿Qué coño era eso?

– No era una Nerf pero se veía muy grande y fuerte.

– ¿Y entonces qué era?

– Ni puta idea, voy a buscarlo en mi PDA… ¡OH MIERDA CORRAMOS MÁS RÁPIDO QUE NOS PERSIGUE UN VIBRADOR DE PLÁSTICO DE 20 CM!

La voz adulta vuelve para comentar las características de dicho armatoste. “¿20 metros? No hay problema”, “el Ultimator manda”, etc. Y la chulería del niño (porque una cosa es vengarse y otra es hacerse el chulito) llega a su punto culminante cuando el panchito atrapa a uno de los niños pero lo deja en paz. La voz vuelve otra vez y hace un thug life: “¿Quién es el blanco ahora, pringaos?”.

“El Ultimator manda, lloricas”. Frase final verídica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s