Cómo conseguir ligar con las chicas este verano

Hola de nuevo. Puede que me recordéis de la otra vez que os enseñé cómo saber si el agua de la piscina contiene orina o no. Hoy, os voy a dar la lección del siglo: cómo no fracasar en el ligoteo veraniego con las chicas. Sí, con las chicas. Y creo que con los chicos gays también funciona, porque mi primo pudo ligar con una chica. Y como él no es homófobo, no le importaba que esa chica tuviera pito. Así que sí, 100% CHECKED WITH HOMOS, HETEROS AND TRANSEXUALS.

Pero bueno, vamos al grano. Me refiero que vayamos directamente a los pasos, no mencionaba el grano que le salío al culo a mi primo después de su “aventurilla transexual”…

PASO 1: Prepararse. Hay algunos que se ponen muy nerviosos cuando están hablando con una chica, así que necesitamos:

– Tijeras

– Cinta aislante

– Una hostia previa

– Un alter ego

Con las tijeras y cinta aislante, reprimiremos a nuestro amiguito, ya que hay gente que se excita debido a la cercanía con la chica, y así evitaremos que ella no note un bulto en el bañador mientras hablamos.

Con la hostia previa, nos la meteremos suficientemente fuerte para dejarnos de “ay, es que me da un poco de vergüenza” y chorradas similares.

¿Y el alter ego? ¿Qué es eso? Un alter ego es un personaje que simula a otra persona, pero de forma más exagerada y diferente. Necesitaremos crearnos una persona igual que nosotros, solo que con mejor habilidad de la habla y de las técnicas para ligar. No digo que vayamos de “chulo piscina” hacia la chica, solo recomiendo salirnos de nuestra personalidad habitual y darnos otra más seductora.

PASO 2: Ir hacia ella. Si vamos directamente hacia la chica como un puñetero acosador, con quién únicamente podremos ligar al final será con el juez que nos imponga una orden de alejamiento.

Tenemos que encontrarnos con ella por casualidad, como si el destino te hubiera reunido a ti, a ella, y a su puta amiga fea. Para eso debemos hacer un plan estratégico: si está dentro de la piscina, simplemente tendremos que nadar en estilo crol hacia ella, pegarnos un hostión, y pedir perdón porque “estaba concentrado en tus tetas siempre nado con los ojos cerrados”.

También podríamos seguir la versión que hizo un amigo vasco mío, que cogió un coche, entró a las piscinas y atropelló a la chica con la que quería ligar. Salió del coche, fue hacia ella y le dijo: “Lo siento, es que siempre conduzco con los ojos cerrados”. En septiembre hará 3 años que son novios.

Si se encuentra en otros sitios, como por ejemplo, paseando por los bordes de la piscina, podemos simular que nos tropezamos con ella, o nos resbalamos, o nos ahogamos (en caso que la chica sea la socorrista).

Seguidamente, le soltamos una frase de ésas en las que le decimos que es muy guapa. Por ejemplo: “Bueno, ahora ya no nadaré con los ojos cerrados, porque los tendré fijados en lo guapa que eres”, o “suerte que me he cruzado con la chica más guapa de la piscina”, o “espero que no te importe, pero ha sido verte y empalmarme”. Ésta última mejor la usáis, no con la más guapa, sino con la más guarra.

PASO 3: Iniciar una conversación. Después de soltar la frase introductoria, ya podemos presentarnos.

– Al menos me he cruzado con la chica más guapa de la piscina… Bueno, me presento, me llamo David. ¿Y tú?

– Pues yo me llamo Cristina.

– Ay, Cristina, Cristina, con solo verte ya se me…

Tampoco empecemos a hacernos los guarros. Nos presentamos, intercambiamos información de donde somos, qué hacemos allí, la edad, cómo está el tiempo, los gustos, etc. Pero lo más importante es preguntarle donde está su toalla, para seguir ligando posteriormente fuera de la piscina.

En la conversación también entra nuestro alter ego que anteriormente hemos creado. Ella no nos conoce de nada, así que tenemos la oportunidad para inventarnos nuestros datos personales. “Me llamo Pedro, tengo 22 años pero estoy atrapado en el cuerpo de un adolescente de 16. Debo hacer el amor con una chica antes de esta noche o no podré volver a mi estado normal”. ¿Eh? ¿EH?

Si aunque os vaya bien la conversación os aburrís un poco, aprovechad para divertiros y mearos mientras ella habla. No lo va a notar, lo aseguro, lo sé por experiencia. Y si queréis llegar a un nivel más difícil y extremo, también os la podríais pelar mientras tanto. Pero no tan rápido, lo digo para evitar salpicar agua y que ella se entere.

Cuando ella se vaya a la toalla, sugiérele si puedes ir con ella y seguir hablando allí. Ya entonces de carácter más privado, háblale allí sobre lo especial que es ella respecto a las otras chicas, pregúntale qué series le gustan, dile que a ti lo único que te importa de una persona es el interior…

(He puesto este vídeo porque si de verdad te interesa el interior de una persona, no tendrías que fijarte en las chicas más buenas de la piscina y podrías ligar hasta con las abuelas).

Iros haciendo preguntas cada vez más personales y concretas (“¿alguna vez te has tocado viendo un documental de dinosaurios?”), hasta que os pidáis los números de móvil y quedáis un día para que lleguéis a ser novios oficialmente. Aunque hay una segunda opción…

PASO 4: Objetivo final

Todo el mundo está en la piscina ahora mismo, aún no es hora de ir a los vestidores y baños a cambiarse de ropa y sacarse el cloro. Aprovecha el momento y ve con ella a los lavabos. Relájate, deja que ella vaya bajando lentamente y…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s