Cómo comprobar si algún niño se ha meado en la piscina

Llega el verano, la época perfecta para contar a tus amigos el chiste de los culos de los pitufos y Ver-ano-Azul. Oh, mierda, ya lo he contado.

Como sé que quien no va a la playa se compra una piscina de plástico de mierda para su jardín sin vida, o si no, se baña en las piscinas municipales para hacer ver que se ahoga para así asustar al socorrista, hoy os traigo una guía que os resultará útil.

A continuación, los pasos que debéis seguir para saber si algún hijodeputa niño travieso ha orinado en la piscina.

Paso 1: Comprueba la temperatura del agua. Si está algo caliente, puede ser por la calor o el líquido que ha salido de algún pene graciosillo. Sabremos que se trata de lo segundo porque las piscinas NUNCA están calientes.

Paso 2: Coge a un químico recién graduado (ahora hay muchos, 2 de cada 5 mendigos lo son) y haz que tome unas pruebas del agua. Acto seguido, oblígale a beberse la muestra. Si no accede a ello, puede que sea porque hay orín en él.

Paso 3: Para asegurarnos más, lo forzaremos a beberla. Cuando se la haya tragado, le preguntamos “qué tal”. Si dice “bien”, deducimos que no hay orín, o que no lo ha notado. Si dice “no está mal”, creemos que tiene algo de pipí y también negamos la posibilidad de que se pueda dedicar a ser catador de vinos. Y si dice que estaba “agridulce”, que “sabe raro” o que le gusta el “sabor a limón”, ya nos podemos olvidar de bañarnos en ese sitio.

NOTA: En ningún momento del proceso hacemos daño o maltratamos a un científico. Puede que sea algo raro lo que hagamos con él, pero al menos no es tan “mainstream” como trabajar en el McDonald’s.

Y ahora una cosa más:

¿Por qué cojones hay risas enlatadas en esas putas sitcoms?

¿Es que los responsables de las series ya saben que no son lo suficientemente graciosas para que la gente se ría? Cada vez que las escucho, me parece una situación similar a un hombre diciéndome en la oreja: “Eso ha sido un chiste”. No hace falta que las pongan.

Creo que los humanos somos capaces de reconocer cuando es momento de risa y cuando no. Aunque bueno, reconozco que Verano Azul sí debería haber incluido las risas enlatadas (yo mismo me equivoqué y me reí con la muerte de Chanquete).

Yo pensaba que “Lo imposible” era el comienzo de una sitcom sobre un padre y un hijo intentando encontrar a su mujer y hermana. “¿Dónde debe estar tu madre?”. “Me apuesto lo que quieras a que está mirando bolsos en el mercado negro”. (Risas)

Y si necesitan saber si el público se ríe con la serie, recomiendo que se graben los episodios sin público y que después los proyecten en una sala con gente de la calle. Pero que no cojan a retrasados mentales: los creadores de “Gym Tony” no pensaron en ello.

Así que, directivos y responsables de productoras de cadenas de televisión, si queréis que no nos sentamos incómodos en vuestras series de comedia o como si alguien nos estuviera enseñando cuando reír, sacad esa mierda ya.

Y si creéis que una comedia sin risas no funciona, mirad el éxito de “Modern Family”, “Episodes” o los informativos de La 1.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s