Llamada del creador del bulo de la niña y Ricky Martin a la SER

12 de febrero de 1999. 02:26 AM.

Cadena SER. Emisión del programa radiofónico “Hablar por hablar”.

Presentadora: Bueno, gracias por llamar. Conectemos con el siguiente oyente. Buenas noches, (Anónimo).

Anónimo: Buenas noches.

P: ¿Qué nos quieres contar?

A: En realidad llamo para preguntaros algo. Algo raro.

P: Vaya, ¿y de qué se trata, (Anónimo)?

A: Pues mira, ayer fui a la Facultad y unos amigos me contaron que había ocurrido algo terrible y gracioso a la vez en el programa de Concha Velasco, “Sorpresa, sorpresa”, que ponen en Antena 3.

P: ¿A qué te refieres?

A: Se ve que me explicaron que una de las sorpresas del programa consistía en que el cantante Ricky Martin se escondiera en el armario de la habitación de una fan suya. No sé por qué lo quisieron hacer, si al cantante ya se le ve el plumero…

P: Ahá. ¿Y qué paso? Cuéntanos.

A: Mis amigos me dijeron que cuando la niña entró en su habitación, se tumbó, se quitó la ropa interior y se dejó ver sus partes bajas. Vamos, el coño en su máximo esplendor.

P: Espera, ¿qué?

A: Y fue cuando la niña se untó mermelada en su “ehem”, porque después llamó a su perro, del que no recuerdo su estúpido nombre, y le empezaba a lamer… eso. Le daba placer. Con eso se confirma la teoría de que el perro es el mejor amigo (y amante)… de la mujer.

P: ¿Pero, qué nos estás contando? ¿Esto va en serio?

A: A ver, no sé… Lo sé desde ayer que me lo contaron en la Universidad. Algunos incluso dicen que tienen el vídeo grabado en cinta. También hay otros que dicen que lo vieron unos familiares lejanos suyos. Y los que no pueden presumir de nada, dicen que tienen la misma marca de mermelada en su casa…

P: Dios mío, lo que nos acabas de contar… ¿Y… y qué paso después?

A: Creo que en cuanto se vio, los de Antena 3 dieron paso a publicidad inmediatamente. Puede que el programa de ayer lo patrocinara “Mermelada Hero”.

P: Madre mía la que se lió. ¿Y qué hacía la niña metiéndose mermelada… ahí?

A: Yo que sé, era adolescente, creo, y en esa etapa de la vida pasa lo que pasa: empiezas a fumar, a masturbarte, etc. Aunque no todo es malo: con el porno del Plus mejoras la vista.

P: Pero espera, espera, espera… ¿Por qué eres el único que sabe esto? Es decir: ¿nadie más vio el programa?

A: Deberíamos reconocerlo, hombre: Antena 3 no es muy de ganar audiencias últimamente. Creo que la semana pasada le ganó La 2 con sus documentales de animales y demás.

P: Pues, ante esa pregunta, debemos decir que no hemos visto el programa. No sabemos lo que ocurrió ni nadie nos ha mencionado nada de él. Parece que metieron la pata, ¿no?

A: O metieron la lengua, mejor dicho. No sé, pero puede que sea mentira y estemos como tontos hablando esto. Pero una cosa os tengo que decir: si yo fuera el padre de la chica, ya estaría vendiendo el vídeo a 7000 pesetas y forrándome…

P: Hombre, no digas eso.

A: Es que… Buf, no sabría cómo salir de este lío. ¿Qué diría a mis familiares, amigos y espectadores de Antena 3? ¿Que mi hija estaba haciendo product placement? Creo que lo más correcto sería hacer un comunicado diciendo: “Mi hija adolescente se ha masturbado delante de toda España. ¿Y qué? ¿Qué pasa, que vuestros hijos adolescentes no lo hacen? Hacedle una sorpresa igual pero un viernes por la madrugada, ya veréis lo que encontráis”.

P: Pues no sabemos que decir. Esperemos que esto sea un bulo y que no tenga tanta repercusión. Bueno, (Anónimo), gracias por llamar a la Cadena SER. Buenas noches.

A: De nada, a vosotros por ofrecerme este lugar de opinión. Buenas noches.

__________________________________

16 años después, nadie conoce el creador o creadores del bulo de “Sorpresa, sorpresa”. Y puede que no salga nunca, por las posibles consecuencias de su revelación. Difamó a Antena 3 y su programa, claro.

Todos decían poseer una copia del vídeo, o tener un amigo o familiar que lo hubiera visto o también tuviera una copia. ¿Cómo pudo la gente ser tan descarada y chulesca para afirmar que ese vídeo existía?

Antena 3 ofreció una gran cifra de dinero a ése que llevara el vídeo a la cadena. Nadie hizo nada, pero todos daban credibilidad al bulo. Incluso la discográfica de Ricky Martin negó los hechos debido a que el artista no había ido a España en ningún momento.

¿Cómo puede tener la sociedad española tan poca vergüenza y tan poca mentalidad para defender algo que no existía? A parte de la religión cristiana, claro…

Si el vídeo realmente fue grabado por tanta gente que defendía su posesión, ¿alguien podría haber enseñado el vídeo en alguna parte, no? ¿Podrían haberlo enviado a algún medio de comunicación para que lo difundiera, verdad?

Y la pregunta del millón: ¿Nadie intentó ir a casa de ese amigo o familiar que tenía el vídeo, para así verlo y comprobar la existencia de dicho material? Ojalá hicieran un “Equipo de Investigación” sobre esta leyenda urbana… Aunque puede que no haga falta.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s