Canciones que, implícitamente, tonifican músculos

¡Y una! ¡Y dos! ¡Y tres! ¡Y cuatro! Y u… ¡Hombre, aquí estáis! Buenas a todos, me llamo Yatiquéteimporta y soy profesor de zumba y hago programas para entretener a mujeres que rondan los 40: vaya redundancia… Hoy os vengo a enseñar, a través de este “Curso gratis por escrito de tonificación de músculos” qué canciones son adecuadas para hacer cuando queráis trabajar un determinado músculo. ¡Empecemos!

¿Queréis empezar con ésta? Pues venga. Con el “Aserejé”, estuvimos estirando y contrayendo los bíceps a toda hostia, sin pausa pero sin prisa. Hubo alguno que llegó al trabajo después del verano y no podía escribir en el ordenador, estaba todo el rato haciendo este gesto satánico y arrancando teclas sin parar. Hasta que el jefe le pidió que fuera a su despacho, y al empleado le hizo el mismo gesto para hacerle entender que estaba despedido, por “síndrome de alargamiento de la canción del verano”. Si ya estás cansado de masturbaciones sin placer, ésta es tu canción.

Con este temazo pudimos cumplir de una vez por todas un propósito de Año Nuevo. Y no me refiero al de hacer ejercicio o apuntarse a un gimnasio, sino al de hacer el idiota delante den tus suegros. Bailando esta canción o batiendo realmente mayonesa, podremos conseguir que nuestros pectorales, tríceps y lumbares puedan conseguir más masa muscular que grasa corporal que tenemos. Los versos que dicen eso “no sé ni cómo me llamo, ni dónde vivo, ni me interesa” son propios de un amnésico en una entrevista de trabajo.

Este videoclip me fascina: dos viejos cantando una melodía pegadiza y en el resto del videoclip aparecen unas jóvenes extranjeras diciendo cosas en inglés que nadie sabía que coño significaban… Volviendo a esto de los músculos, “La Macarena” tiene una característica fundamental: puede llegar a mover casi todos los músculos del cuerpo realizando tal chorrada de coreografía. Glúteos, dorsal, gemelos, cuádriceps, con este éxito hasta tienes la capacidad para mover el cuello atrás como la niña del exorcista. (ATENCIÓN: El comentario anterior es de tono humorístico. El aviso viene dado por la cantidad de gilipollas que hay en Internet y que después me denunciarían por injurias y perjuicios…).

Con este exitazo, temazo y otros adjetivos con el sufijo -azo podremos conseguir unos resultados espléndidos en todo nuestro cuerpo. Por ejemplo, incluye las sentadillas para el cuádriceps (“suavecito para abajo”) y estiramientos y contracciones en nuestros pectorales y bíceps, respectivamente (“bom-ba”). Bailando esta canción cada día podría mejorar nuestra salud y nuestro estado físico, excepto en el caso de King África, que aunque tuvo que bailarla muchas veces nunca adelgazó…

¿Íbais a pensar que todo esto son canciones del verano? ¿Qué solo hay de este tipo? Estáis en lo equívoco, amigos…

Ésta es la canción con la que Miley se tonificó y se denigró (vaya rima). La ex-chica Disney Channel puede ayudarte con su mierda de videoclip para conseguir ese cuerpo 10 o mantener la línea a base de perder tu dignidad en raciones diarias. Si usamos el martillo, estiramos brazos y trabajamos espalda; chupándolo, solo vamos a llamar la atención en la tienda de helados. La bola de demolición (los gimnasios no suelen tenerla por costes de instalación) la podemos encontrar en cualquier tienda de bricolaje a nivel profesional, y con ella fortaleceremos los músculos de la espalda y en mayor medida, los glúteos.

No hace falta hacer una “operación Bikini”: las canciones del verano te ayudan a perder peso para luego ganarlo en Navidades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s