Canal (Satélite) Digital: Un “naming” que no cuajó a nadie

Puede que os acordéis de Canal Satélite Digital: la plataforma digital de televisión de pago por satélite, propiedad de Prisa, que ofrecía canales derivados de Canal+ y otros de distribuidoras/productoras extranjeras (FOX, AXN, Paramount Comedy…). El naming (nombre del servicio/producto de una marca) empleado fue un medio fracaso, según lo mires.

Esta plataforma surgió de su predecesora Canal Satélite, que en 1994 ya ofrecía un paquete de 4 canales (unos 5 en 1996) de pago producidos por Sogecable (actualmente Prisa TV, la productora de contenidos y canales de Prisa), y que ya avanzaba el futuro de la televisión de pago en España.

Ya en 1997, desde Prisa se decidió hacer un paso hacia adelante creando la nueva Canal Satélite Digital, cuya plataforma ofrecía los canales también por satélite pero digitalmente, y además contenía una multitud de paquetes y canales. Pero dejemos de hablar del servicio y concentrémonos en lo que estamos ahora: el naming.

Vamos a ver: ¿Canal Satélite Digital? ¿Querían que la gente al decirlo se echara al suelo con convulsiones y echando espuma por la boca? Eso no es un nombre, eso es el eslogan entero. Sé que son exageraciones de las mías, pero ahora en serio, ¿por qué decidieron poner el nombre tan largo? Estoy de acuerdo en que quisieron crear una marca que marcara una transición de la predecesora Canal Satélite a la nueva plataforma (ne niego a escribir el nombre de nuevo, lo siento), pero poner 3 palabras en una marca es de traca, de traca de las Fallas valencianas como mucho.

¿Soluciones? “Canal+ Satélite”, “Canal+ Digital” (nombre que posteriormente fue aplicado en uno de los paquetes de la sucesora Digital+), “Digital+ Satélite” (esto ya es adelantarse a acontecimientos, pero se podría justificar si hubieran mezclado el plus y las marcas Digital Satélite), y otras muchas más que se les hubiera ocurrido si contrataran a un equipo de márketing en vez de un equipo de monos, como parece que hicieron…

La gente no tenía ganas de hacer estiramientos y contracciones con la lengua para acabar siendo políticamente correctos, y empezó a decir “Canal Digital” o “Canal Satélite”. Pero el no querer hacer ejercicios con la lengua no fue el único motivo que llevó a esta denominación que tuvo la plataforma en las callles…

Si observamos los logotipos respectivos de Canal Satélite y el de Canal Satélite Digital, veremos que en el logotipo de Canal Satélite Digital, la palabra “Satélite” aparece en forma de letras pequeñas en un rectángulo estrecho encima de “Digital”, para ahorrar espacio en el logo.

canalsatelite

Este logotipo fue impreso en todas las antenas parabólicas instaladas por la plataforma a los nuevos abonados durante su época, además de verse en anuncios por la TV y en los periódicos. Al estar “Satélite” en un tamaño tan reducido, se provocaba un problema de visualización completa, por lo cual la gente (incluso abonados) nombraran a la plataforma como “Canal Digital”. Pero este nombre también fue dado por otra razón…

Si a principios de 1997 Prisa ya lanzaba su propia televisión de pago, Telefónica (por entonces recién privatizada y un gigante de las telecomunicaciones en territorios hispanohablantes, y actualmente aún lo es) no quiso quedar como una “pringada” (un día tendremos que hablar de los adjetivos de género a las marcas, un caso curioso…) y crear su propia plataforma. Ésta se llamaría, con un nombre más corto pero curioso, Vía Digital.

(Logotipos de Vía Digital: el primero (1997 – 1999) y el segundo (1999 – 2003))

“¡Eso es un plagio!”. Calmémonos, por favor. En defensa del acusado, como persona que no tiene ninguna experiencia ni titulación para atribuirse la profesión de abogado, debo decir que la plataforma ofrecía los canales “por vía digital”. Y si me disculpáis, señoría, debo decir como bipolar que soy, que en contra suya parece un “medio-plagio”, porque podrían haber elegido otros nombres como “Telefónica Satélite”, “Hispafónica” (ya que emitían solamente por Hispasat, de ahí que Canal+ actualmente también opere por ahí), “Telefónica-SAT”, o “Tele-Satélite”, como último recurso.

Sea o no un plagio, la existencia de dos compañías que se dedicaban a una misma actividad profesional en el sector audiovisual y que tenían dos nombres entre los que se compartía una misma palabra, repercutió en el vocabulario cotidiano. A Vía Digital se le llamaba así, debido a su simple naming, pero a su rival le llamaban “Canal Digital” o “Canal Satélite”, para diferenciar entre las dos plataformas.

Es un caso curioso, pero en 2003 se resolvió con la fusión (fusión por abosrción de Vía Digital) del duopolio de la televisión de pago, para convertirlo en una misma plataforma llamada Digital+, con lo que echaron las paces en tema de marketing usando la palabra que unía a las dos marcas rivales. En 2011, se re-nombró con el nombre de Canal+, y hace un año y medio ya se anunció el proceso de compra de Canal+ por parte de Telefónica. A ver qué va a pasar con el naming ahora que Canal+ estará en manos de Telefónica…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s