La Ley de la Propiedad Intelectual y la cultura de la descarga (PARTE 2)

En la anterior edición, explicábamos el contexto económico y social en que se encontraba la cultura en España, y también algunos principios básicos de la nueva Ley (100% APPROVED BY PARTIDO POPULAR). Ahora seguiremos dando una especie de monólogo humorístico sobre el tema en cuestión.

A parte de la famosa “tasa Google”, la nueva Ley de la Propiedad Intelectual impulsada por un partido corrupto y un grupo de periódicos en una relación con derecho “a voto” entre ellos, también contempla la posibilidad de cerrar páginas web sin ningún permiso judicial, es decir, sin que lo denunciemos al juez, que si ahora hace un “auto”, los otros presentan un abogado, la abuela fuma, el abogado bebe… Ahora se podrán cerrar las webs que contengan enlaces para disfrutar de contenidos ilegales de forma gratuita, sin importar que la página web muestre publicidad o no tenga (ya que la usan para ganar dinero de forma rápida y eficaz).

En resumen, que el Gobierno a partir del 1 de enero podrá cerrar webs sin permiso de un juez y/o multar a sus propietarios con multas con un máximo de 600.000 euros (ya le puede ir diciendo a los propietarios de bares que le vayan guardando décimos por si les toca, como en el anuncio de la Lotería…). Esto también afectará a esas empresas que le hubieran suministrado servicios a las páginas web, como en el caso de las empresas de hosting. 

Como ya anuncia (o predice, pero con más fiabilidad que la de Sandro Rey) un abogado especializado en Internet a Gizmodo, las empresas proveedoras de hostings no van a dar alojamiento a webs de este tipo por arriesgarse en todo momento a que les caiga una multa de las que necesariamente debes hacerle una fotografía para recordarla cuando caiga la empresa en bancarrota. Así que, en cierto modo, los actuales (o futuros y valientes) propietarios de webs con enlaces ilegales se están quedando más solos que Bárcenas, que con la fama que tiene el PP de ser una mafia, estaba a punto de entrar en la cárcel y solo Rajoy le envió un SMS de apoyo…

Hasta ahora, las únicas formas de cerrar webs ilegales era por medio que el Gobierno hiciera detenciones a los propietarios de las webs (véase Pelispepito y Seriespepito) o que supuestamente los propietarios decidieran retirar sus enlaces ilegales de la página web por decisión propia (véase SeriesYonkis y PelículasYonkis, ejemplo de esto con la que se relacionó su decadencia en enlaces con la solicitud de la Fiscalía en cerrar dicha web un mes antes de esta decisión “propia”).

Ayer mismo, por cierto, se anunciaba el cierre de la página web de The Pirate Bay, el “Pablo Iglesias” de las páginas dedicadas a compartir archivos Torrent. Todo esto ocurría debido a una redada policial en Suecia, país en que se encontraban los servidores, según parece. El cierre de la “madre” de las webs de descargas Torrent e incluso el cierre de sus “webs hijas”, como Zoink o EZTV, producía una sensación de frustración a todos esos españoles que abandonarían la descarga directa en 2015 y se pasarían al Torrent, un lugar más tranquilo y con menos terremotos, en lo que respecta en España.

Sin embargo, las webs de piratería son como las malas hierbas (y no lo digo porque tengan un significado negativo…): da igual cuantas veces las elimines; siempre saldrán otras iguales. Y así vamos: los agricultores siguen arrancando manualmente malas hierbas pensando que ya no van a salir más, pero lo que deben hacer es usar productos químicos para eliminarlas completamente. Y no, esto último no es una metáfora: su significado es literal.

Espero que el Gobierno y la industria audiovisual tengan presente que, independientemente de si desaparecen todas o algunas páginas webs de enlaces españolas, los ciudadanos van a pasarse al Torrent en 2015, y disfrutando de incluso una mejoría a nivel de velocidad, ya que es una red P2P, en la cual destaca la siguiente ecuación: cuantas más personas estén descargando un archivo al mismo tiempo, más rápida irá la descarga del archivo en concreto para todos. Bueno, al menos el PP está cumpliendo su eslógan con los internautas: “En la buena dirección”. Eso es. “Apaga y vayámonos de la descarga directa, que ahora el PP nos cierra las webs y nos recomienda el Torrent, con el que las descargas van más rápidas. Suerte que les voté”.

Pero la piratería, aunque la mayoría la vamos a estar siguiendo para disfrutar gratuitamente de los contenidos que queramos, no es una solución rentable a nivel usuario ni a nivel productor/a. Las productoras y distribuidoras internacionales deberían imponer nuevos modelos de negocio. No podemos seguir siguiendo ver una serie al ritmo de los horarios que marca un canal que la emite: (decirlo en voz de Alberto Chicote) eso está… ANTICUADO. Si queremos que la sociedad no use tanto la piratería, los directivos de arriba deben hacer algo y crear nuevos servicios más completos, asequibles y con múltiples ventanas para su disfrute. 

¿Hay soluciones? Por supuesto que las hay: la cuestión es aplicarlas.

Hasta aquí ya está todo explicado: el pasado, presente y futuro de las descargas ilegales en España, y los principios más importantes de la nueva Ley de la Propiedad Intelectual del PP (Partido Popular, aunque de popular no tiene nada: la gente se queja de los recortes, impuestos, estafas… Ellos hacen lo que les sale de la Contabilidad B).

En el artículo (entrada, monólogo o como le queráis llamar) de mañana, hablaré sobre alternativas legales e ilegales, y sobre soluciones hipotéticas en España.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s