La Ley de la Propiedad Intelectual y la cultura de la descarga (PARTE 1)

Sé que es duro escribir esto, pero puede que os beneficie a nivel de comprensión de la actual situación en que se encuentra la sociedad española. A ver… como os lo explico… ESTAMOS EN CRISIS.

Sí amigos, estamos en una especie de crisis donde hay más dinero arriba que abajo. Donde hay más casas que personas. Donde hay más escándalos de corrupción que en ningún otro sitio. Donde un programa de “cotilleo” tiene más audiencia que una telenovela o unos documentales. Joder, a este paso me va a dar una puta depresión…

Internet se ha convertido en los últimos tiempos en una herramienta de libertad expresión sin filtros ni directivos a los que les llamen y digan: “Esto mejor te lo guardas para ti, mejor dí esto”. Y entre otras cosas, nos hemos manifestado por reformas polémicas, como los recortes en ámbitos esenciales, y por las subidas de algunos impuestos como el IVA. If you know what I mean…

No estamos para gastar demasiado debido a que en cualquier momento podemos estar despertándonos cada día a las 6 para ir a la cola de la oficina del paro. Y eso hace que la cultura que antes consumíamos, de forma legal (o ilegal -¿recordáis la época dorada del eMule? YO NO-), ahora la consumamos de forma mayoritariamente ilegal. También hay que decir que existen muchas personas que pueden pagar y se pagan caprichos culturales, como abonarse a una plataforma de pago, ir al cine o al teatro frecuentemente… Ahora ese tipo de personas se los pueden pagar gracias a que cobran por ir a “Cuarto Milenio” para que cuenten su testimonio de “Yo veo películas pagando”.

Imaginaos que estamos en la cena de Navidad todos hablando. Si en un momento decimos que queremos ver una película, seguramente que saltará nuestro cuñado con pintas de delincuente y voz de Torrente diciéndonos: “Si quieres te la bajo y te la paso”. No se refiere a que nos pasará la PS4 que nos regalará después por debajo de la mesa. No, no: se refiere a la película en cuestión.

Tenemos acceso a la cultura por una vía rápida. Hay muchas webs españolas ofreciendo películas, series, programas, documentales, libros, revistas y demás contenido tipo “Copyrighted” que podemos descargar o ver en streaming de forma gratuita (Movistar Fusión cuesta 60€, así que esto me lo callo) y en una calidad bastante buena. Y eso, reconócelo, es un puñetero lujo, es un privilegio para los ciudadanos.

Atresmedia nos cuenta ahora que tenemos que “crear cultura” a partir de no consumir contenidos de forma ilegal porque, sino lo hacemos, miles de personas perderán su puesto de trabajo. Vamos a ver, si quiero ir a ver una película y tengo que pagar 8€ por la entrada, no iré. Y si voy, también tenemos que considerar la calidad de la película, porque si en realidad tiene una relación calidad-precio en la que el precio es superior a la calidad (vamos, que es una mierda), pues 8 euros a la basura, tirados como si fueras un imbécil. Tu cuñado te llamará en ese momento y te gritará: “¡¡Eso te pasa por pagar, tontolaba!!”. En ese momento tendrás que coger la baja por depresión.

Pero dejémonos de la situación en la que estaremos hasta el 1 de enero porque, a partir de ese día, se aplicará la nueva Ley de la Propiedad Intelectual (100% APPROVED BY PARTIDO POPULAR – Oh yeah…).

La nueva Ley de Propiedad Intelectual ordena que los agregadores de noticias, como Google News, Menéame (no, ésta última no es una página porno…) y las redes sociales, tendrán que abonar un precio concreto si insertan una noticia de un periódico de la asociación AEDE (lo que se llaman “la tasa Google”). Esta política la ha promovido… adivinad: ¡la AEDE, muy bien! Se trata de un grupo de periódicos españoles que dejan sus diferencias editoriales a un lado y se unen para defender lo que es suyo, sus creaciones originales: los artículos, reportajes, etc. Como cada periódico tiene contactos con los del Gobierno, pues han reunido a todos sus “amigos leales y ¿legales?” y les han sobornado: “O aprobáis la Ley o os saco trapos sucios sin prisa pero sin pausa”. Lo que dicen los “intelectuales” de la AEDE básicamente es, en forma coloquial, que están perdiendo mucho dinero y es porque las webs ponen los enlaces a sus contenidos.

Pues la verdad es que sí. Tienes razón. Vamos a explicar a estos “intelectuales” (aunque la Ley no especifica si es que la propiedad es intelectual o es intelectual el propietario, es un tema aparte pero importante) que si ponemos enlaces a sus webs de los periódicos, más visitas recibirán, más reclamo publicitario habrá y por tanto, ganarán más dinero con la publicidad debido a que las webs la visitarán más personas y más gente verá los anuncios (excepto si eres un malote y tienes activado el AdBlock, pillín…). Depende de ellos la voluntad de querer perder ingresos publicitarios, y por tanto, provocar el efecto contrario: perjudicar también a ellos mismos.

Creo que para hoy ya tenéis bastante con todo esto, que viéndolo de forma general, parece un monólogo de las descargas y todo eso, pero como aquí el objetivo es informar, criticar y entretener, pues a publicar se ha dicho.

Mañana la segunda parte, y si hace falta, pasado mañana una tercera. Espero que disfrutéis .leyendo este artículo tanto como yo estaba pegando a un cojín para desahogarme mientras estaba escribiendo esto. Tranquilos, antes me van a encarcelar por subir contenidos ilegalmente a Internet que por violencia de objetos o negligencia bloguera…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s